Ruta: Inicio

Explora

Registrate y gana premios

Revistas digitales: Expedición, Fishing y Dust & Mud

Para iniciar la observación y contemplar el cielo

E-mail Imprimir PDF
Indice del artículo
Para iniciar la observación y contemplar el cielo
El cielo con binoculares
Telescopio: primeros pasos
Tipos de telescopios
Mi primer telescopio
Todas las páginas

El cielo a simple vista

La primera vez que observamos de noche el  cielo tratando de localizar un objeto  específico nos preguntamos: ¿por dónde comenzar?, ¿qué observamos como punto de partida? He aquí una pequeña guía para empezar a conocer el espacio.

Desde la antigüedad los pobladores de México se han distinguido por ser grandes observadores del cielo, debido a que nuestro país se encuentra en una posición privilegiada para admirar la bóveda celeste. El más importante instrumento astronómico es el ojo: con él se han realizado grandes observaciones del cielo.

Si observamos el cielo desde un lugar oscuro y despejado notaremos en él muchos luceros, desde un sitio en la Tierra se pueden contar unos 3,000. Si miramos con cuidado, la mayoría de ellos se mueven juntos conservando sus distancias y formando lo que conocemos como el firmamento, lo firme. A estos luceros que se mueven al unísono los conocemos como estrellas fijas y al igual que nuestro Sol son esferas de gas incandescente llamado plasma. Si observamos con cuidado veremos que hay estrellas de diferentes colores, sabemos que las más nuevas son blancas y azules, las jóvenes son amarillas y las más viejas rojas. Se presenta una primera tarea para quienes se inician en la observación del cielo: reconocer el color de las estrellas brillantes y asignarles una edad aproximada.

Además de los luceros a simple vista podemos reconocer algunos grupos de estrellas o cúmulos y algunas manchas borrosas llamadas nebulosas, incluso desde México podemos ver una galaxia a simple vista: la gran galaxia de Andrómeda. Todos estos objetos también son parte del firmamento y se mueven junto con las estrellas fijas.

Si observamos el cielo durante varios días, veremos que hay algunos luceros que se mueven respecto a las estrellas fijas, a estos cuerpos se les llama planetas, que en griego quiere decir errantes o que se mueven. Para algunas culturas los planetas fueron tan importantes que se les identificaron como dioses que gobiernan nuestra vida. Los romanos consagraron los días de la semana a los planetas: el lunes es el día de la Luna, el martes es del dios Marte, el miércoles de Mercurio, el jueves de Júpiter, el viernes de Venus, el sábado de Saturno y el domingo del Sol. En el cielo aparecen algunos visitantes inesperados como estrellas fugaces, cometas, novas, supernovas, la luz zodiacal, entre otros.



 

100 destinos para acampar

100 destinos para acampar.

Tips para el campista

Tips para el campista.

Revistas Outdoor

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición 35

Image Caption

Edición abr - may 14

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición ago - sep 15

Image Caption

Edición feb - mar 16