Explora

Registrate y gana premios

Revistas digitales: Expedición, Fishing y Dust & Mud

Trucos

E-mail Imprimir PDF

¿Alguna vez has querido hacer uno movimiento sobre la bici con el que tus amigos se queden sorprendidos? ¿Has necesitad alguna habilidad extra para superar ese obstáculo que te hace perder tiempo o, peor, bajar de los pedales? Hay algunos trucos que podrían ayudarte en ambos casos. Aquí te dejamos un tutorial de cómo hacerlos. Tú sabrás si te atreves a intentarlos.

Saltos de Conejo

 

Cuando ves un tronco tirado frente a ti, o un hueco profundo que no puedes evadir ¿Qué haces? Lo saltas, si no quieres arriesgarte a irte de boca. Este tipo de brincos se llaman saltos de conejo, y son muy útiles para pasar obstáculos lo más rápido posible.

 

Acércate al obstáculo parado sobre los pedales y a buena velocidad para librarlo fácilmente. Al aproximarte, echa tu peso hacia atrás, comprimiendo tu cuerpo con la ayuda de brazos, piernas y espalda. Debes aprender a sentir y calcular la compresión de tu amortiguador trasero, de modo que puedas usar el rebote a tu favor.

Prepárate para el despegue. Desenvuélvete e impúlsate hacia arriba jalando con fuerza del manubrio. Al levantarse tu llanta delantera, apunta los pies hacia abajo, jala los pies hacia arriba y contrae las piernas para dejar el suelo. No transfieras tu peso hacia delante, eso sólo hará que caigas más rápido. Debes desenroscarte y luego compactarte de nuevo para levantar ambas

ruedas.

 

Ya en el aire, aunque sea por un pequeño instante, debes concentrarte en balancear tu peso para nivelar las llantas. Tu cuerpo es el la palanca que hará que las ruedas queden en buena posición de aterrizaje. También pon atención al suelo donde caerás. Busca ramas, piedras o desniveles para que estés preparado al momento de bajar.

 

Al tocar el piso, generalmente ayuda hacerlo primero con la llanta trasera, sólo de forma ligera para que el contacto sea suave. Deberás ajustar la inclinación de acuerdo a la pendiente del terreno. Absorbe el impacto con la piernas y los brazos, usando la suspensión solo como ayuda extra. Luego sigue pedaleando.

 

Tal vez quieras practicarlo en terreno plano primero, usando referencias pintadas en el suelo, hasta que hayas dominado la técnica.

 

 

Grandes escalones

 

O pequeñas caídas, como les quieras llamar. Supongamos que te encuentras un desnivel en el terreno, puede ser un pequeño muro, una piedra alta, etcétera, el punto es que tienes que bajar saltando, no hay de otra. Salir volando es fácil, basta con no apretar los frenos, el punto es lograr el aterrizaje más suave posible.

 

Ten en mente que mientras más alta es la caída, más velocidad necesitas para reducir el impacto. Quieres que tu trayectoria te lleve hacia el suelo en la línea más paralela posible. Mientras más perpendicular sea, mayor será la fuerza del choque. El cálculo depende de ti.

 

Salta y absorbe el impacto primero con el cuerpo –piernas y brazos– y ayúdate con la suspensión. En el aire, balancea tu peso para que las llantas caigan casi al mismo tiempo. Si la pista de aterrizaje está de bajada, echa la llanta delantera un poco hacia el frente pero, al momento del toque, tira tu peso hacia atrás para no caer hacia delante.

 

 

Wallride

 

Literalmente significa montar la pared, y consiste en rodar por un instante sobre una superficie vertical. En la ciudad o un parque ciclista podría se una pared de cemento, en el bosque sería una gran roca. En ambos casos, este truco, además de ser muy vistoso, te puede ayudar a sortear un gran obstáculo imposible de saltar de forma frontal.

 

No pierdas la cabeza. Comienza con rampas y luego agrega pendiente hasta dominar las paredes verticales. Si quieres hacerlo con estas últimas desde el primer intento, estás en serio riesgo de azotar de costado.

 

A velocidad moderada, aproxímate al muro mientras visualizas la línea por la que pasarán tus ruedas. Nivela los pedales, con tu pie hábil al frente. Cuando estés suficientemente cerca para el salto, echa tu peso ligeramente hacia atrás. Jala el manubrio y salta.

 

Trata de tocar la pared o rampa con las dos llantas al mismo tiempo, con el mayor caucho posible sobre la superficie. La trayectoria que debes describir, una vez sobre el muro, es un arco: la llanta delantera sube, se nivela y luego baja. Esmérate en que el movimiento sea lo más suave posible. Mientras haces esta figura, tu bicicleta debe tener un ángulo de al menos 45 grados respecto a la pared, de lo contrario sólo te deslizarás por un instante y acabarás chocando de costado con ella.

 

Para aterrizar, da un pequeño jalón y salta del muro. Nivela las ruedas para tocar el suelo con ambas al mismo tiempo. Igual que en el salto, absorbe el impacto con piernas y brazos antes que con las suspensión.

 

Dependiendo de si eres diestro o zurdo, hay un lado del que te será más fácil hacer wallrides. Descubre cual es y practica en ese sentido antes de intentar el otro que es más difícil.

 

 

Caballitos

 

Además de para lucirse en el parque, es una habilidad muy útil a la hora de andar sobre rocas, charcos y otros obstáculos.

 

Los estacionamientos son ideales para practicar. Avanza a velocidad moderada, con los pedales quietos y nivelados, y tu pie hábil al frente. Rebota un poco en la suspensión delantera y luego echa tu peso hacia atrás, bien atrás, atrás del asiento, casi sentándote en la rueda. Al hacer esto jala el manubrio con fuerza para levantar la rueda delantera.

 

Encuentra tu punto de equilibrio. Esta es la parte difícil, encontrar esa zona en la que el jale de tus brazos y empuje de tus pies está perfectamente balanceado, permitiéndote avanzar así por muchos metros. También puedes usar el freno trasero para balancearte, pero toma en cuenta que esto te quitará impulso. Tócalo –no lo aprietes– si sientes la bici se desliza por debajo de ti y te dejará con las nalgas en el piso.

 

Para seguir avanzando, independientemente del impulso inicial, debes irte empujando con piernas y brazos, con una especie de bombeo que te siga impulsando. Para mantenerte en balance acaricia el freno y sigue moviéndote. Cuando quieras bajar, frena con más fuerza, enderézate y continúa pedaleando.

 

 

Domar escalones

 

Lo único que realmente necesitas es perder el miedo. Los escalones –y en la montaña las ramas–forman casi una rampa, de modo que el truco está en ir suficientemente rápido para no atorarte, pero sin saltar, y mantener el control en el manubrio. Inclina el cuerpo ligeramente hacia atrás y olvídate de los frenos.

 

Los escalones son regulares, las raíces no, así que si dominas los primeros llevas medio camino ganado para cuando estés en el bosque. Revisa la presión de tus llantas. Debe estar alta para no reventarlas con los choques repetitivos.

 

 

 

 

 

100 destinos para acampar

100 destinos para acampar.

Tips para el campista

Tips para el campista.

Adventure channel

Esta semana en ADVENTURE CHANNEL:

Bienvenidos a Adventure Channel, un canal semanal que te trae lo mejor en aventura de YOU TUBE. Esta semana nos vamos con Bear Grylls “A pueba de todo” a las Barrancas del Cobre, también vamos a buscar las cascadas mas feroces en México, haremos Downhill en el metro de el DF y mucho más…


Revistas Outdoor

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición 35

Image Caption

Edición abr - may 14

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición ago - sep 15

Image Caption

Edición feb - mar 16