Ruta: Inicio RECORRIDOS Bici de montaña Los paisajes del rededor

Explora

Registrate y gana premios

Revistas digitales: Expedición, Fishing y Dust & Mud

Los paisajes del rededor

E-mail Imprimir PDF

Apenas afuera de la ciudad, existe un bello trayecto que combina ascensos, descensos, flora, fauna, y vistas espectaculares.

 

Está rodada inicia en el Distrito Federal y termina en el estado de Morelos. Se desarrolla a través del Corredor Biológico Chichinautzin, también conocido como el Gran Bosque de Agua, una zona muy importante para los habitantes del lugar y sus alrededores ya que es el responsable de recargar, en gran parte, los mantos freáticos que surten de agua estos dos estados. También es única por su eco diversidad. Recorre tres diferentes zonas climáticas semihumedas que nos permitirán tener diferentes tipos de paisajes, flora y fauna, y tiene un desnivel de 1700m a lo largo 50 kilómetros.

Nuestra rodada se divide en dos grupos debido a la dificultad del terreno de la primera etapa, que inicia en un clima frío, a 3400msnm, a un lado del volcán Pico del Águila, en medio de pinos y oyameles, desde donde, después de una ligera subida, se disfruta una panorámica de la Ciudad de Mexico y la magnitud de los volcanes Iztaccihuatl y Popocatépetl.

Aquí comenzamos un descenso de 14 kilómetros. Nos conduce por un camino con piedra volcánica, que nos obliga a utilizar lo mejor de nuestra técnica, pero que también nos divierte. La tierra está muy suelta y el polvo no se eleva por doquier. En un paisaje con mucha vegetación, la ruta nos presenta algunas colinas pequeñas que tenemos que subir con esfuerzo y técnica.

Durante el trayecto, un conejo teporingo característico de la zona se atraviesa en nuestro camino a toda velocidad. Esto nos invita a reflexionar y a rodar con más atención para no dañar a alguna de las especies que habitan en la zona. Los árboles que en un inicio nos cubrían del sol, de pronto desaparecen para dar paso a terrenos deforestados que los lugareños han aprovechado para sembrar diferentes legumbres, lo que cambia el terreno. Ahora la tierra suelta es más profunda, el polvo dificulta la visibilidad, sin embargo el camino se vuelve más rápido y le da un cambio a la ruta. El calor se deja sentir y en conjunto con el viento que genera la velocidad, nos da una sensación muy agradable. Pedaleamos disfrutando del clima y del viento en nuestro rostro.

Llegamos al pueblo de Parrés, en donde nos reunimos con el grupo de principiantes. Ahora estamos en un clima templado semihumedo. Después de descender unos 500 metros, nos internamos en el bosque que nos cubre del sol. El clima se vuelve más cálido y el terreno se compacta, hay mayor humedad y vegetación. Rodamos por veredas muy divertidas en medio del bosque, por donde nuestras bicicletas apenas alcanzan a pasar. Pequeños volcanes nos rodean lo que hace que la piedra ígnea siga presente.

Las veredas se convierten en un reto, ya que debemos recorrerlas buscando la mejor trayectoria. “Rocas, saltos y brincos” fue el nombre con el que bautizamos esta sección, pues en más de una ocasión tuvimos que repetir alguna bajada que representaba mayor dificultad y que en el primer intento no fue posible superarla.

Así continuamos descendiendo hasta llegar al límite de la Ciudad de Mexico con el Estado de Morelos. Un camino ancho con piedra suelta es la que separa a ambos estados, y que al ir rodando hacía que rebotaran las bicicletas. La velocidad era aceptable sin embargo el efecto de muelleo nos aflojaba los sesos y acomodaba las ideas. Esta situación hace que dicha etapa de nuestra ruta parezca más larga de lo que realmente es y el cansancio empieza a notarse.

Finalmente llegamos a las antiguas vías del ferrocarril. Las vías han sido removidas y ahora tienen una alfombra de grava. Por varios kilómetros recorremos esta sección hasta llegar a un mirador en donde a nuestros pies esta la famosa curva de la carretere México-Cuernavaca conocida como “La Pera”, y al fondo apreciamos el valle de Cuernavaca. Disfrutamos la obra que la naturaleza nos regala, formada por abundantes derrames de lava que tuvieron lugar hace miles de años. Estos crearon caprichosas figuras de roca que dejan echar a volar la imaginación y en las que. de acuerdo a quien las observa, se pueden encontrar águilas, serpientes, indios, rostros y un sinfín de figuras. En lo que todos coincidimos fue en las pirámides que se encuentran en la parte más alta del cerro el Tepozteco, que le da el nombre a este lugar de singular belleza.

Una vez que dejamos atrás el mirador, llegamos a lo que es la cereza del pastel. Nos internamos en una sección conocida como “Las hojas y las hojuelas”, un par de veredas con una extensión de aproximadamente 6 kilómetros en su conjunto, cuya superficie está llena de hojarasca, la cual cubre las piedras y troncos que han sido arrastrados por la lluvia, lo que le da un toque de adrenalina al recorrido. El bosque ahora es mucho más denso. Las aves nos acompañan con su cantar en nuestro descenso. La pendiente tiene una inclinación de 45 grados, lo que al frenar hace que patinemos y, si intentamos bajar caminando, simplemente nos hace resbalar.

Curvas cerradas frenan nuestro andar, sin embargo, la dificultad nos reta a terminar encima de nuestra bicicleta hasta el final, llegando a la continuación de las vías utilizadas por el Ferrocarril de Cuernavaca, que nos lleva hasta la entrada de la segunda vereda “Las Hojuelas”. Después de un ligero descanso para rehidratarnos, continuamos descendiendo en esta sección que es una extensión de la primera parte, alargando el deleite de este manjar ciclista.

Llegamos así al final de nuestro recorrido por esta ruta panorámica y muy completa que todo Rider debe recorrer. Nosotros en Biciviajes, por lo pronto, ya la tenemos programada para dentro de un par de meses, cuando regresaremos a transitarla nuevamente.

Finalmente llegamos a nuestro destino, el pueblo mágico Tepoztlán, cansados pero muy contentos de haber recorrido esta bella ruta, en compañía de amigos nuevos y ya conocidos, cargados totalmente de energía para continuar rodando, conviviendo, descubriendo y disfrutando.

 

100 destinos para acampar

100 destinos para acampar.

Tips para el campista

Tips para el campista.

Adventure channel

Esta semana en ADVENTURE CHANNEL:

Bienvenidos a Adventure Channel, un canal semanal que te trae lo mejor en aventura de YOU TUBE. Esta semana nos vamos con Bear Grylls “A pueba de todo” a las Barrancas del Cobre, también vamos a buscar las cascadas mas feroces en México, haremos Downhill en el metro de el DF y mucho más…


Revistas Outdoor

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición 35

Image Caption

Edición abr - may 14

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición ago - sep 15

Image Caption

Edición feb - mar 16