Ruta: Inicio RECORRIDOS Triatlon Aerodinámica sobre los pedales

Explora

Registrate y gana premios

Revistas digitales: Expedición, Fishing y Dust & Mud

Aerodinámica sobre los pedales

E-mail Imprimir PDF

Ser más rápido sobre la bicicleta es una obsesión para muchos. Algunos entrenan muchas horas para mejorar su técnica, otros invierten cantidades monumentales de dinero en comprar bicicletas de carbono y hacer más ligera la propia. Estas medidas son, a veces, necesarias. Sin embargo hay otro factor decisivo en la lucha por recortar segundos ­–incluso minutos- en esta etapa del triatlón: tu posición sobre la bicicleta.

La bici es un vehículo de propulsión humana, por lo que tu capacidad de producir la mayor fuerza posible a un ritmo constante es de suma importancia. Igual de importante resulta tu posición respecto al viento. Ser aerodinámico y deslizarte en el aire, en vez de chocar con él, puede catapultar tu tiempo y reducir el esfuerzo físico de empujar los pedales. Además está el factor comodidad. Si estas en una posición incómoda por mucho tiempo, tus músculos se cansarán más rápido y, por consiguiente, tu desempeño caerá después de algunos kilómetros.

De este modo, al determinar tu posición corporal, y la de tu sillín y manubrio, es esencial encontrar un balance entre tres factores: potencia, aerodinámica y comodidad.

La obsesión por ser aerodinámico, y tratar de estar lo más pegado posible al manubrio puede arruinar tu capacidad de generar potencia. Si sientes que la comodidad es lo primordial, puedes acabar siendo un paracaídas contra el viento. Entonces ¿cómo lograr un balance entre las tres?

Existen tres posiciones consideradas las más eficientes sobre la bicicleta. Cada una beneficia especialmente a uno de los tres factores que ya mencionamos. Todas tienen en común un ángulo biomecánico en el que músculos y articulaciones trabajan de la manera más eficiente. 90 grados de apertura entre cadera y piernas es lo ideal, sin embargo, de acuerdo a tus objetivos de competencia deberás elegir la posición adecuada.

Estas son las tres posturas sugeridas:

1)      Generalmente, se aumenta la aerodinámica bajando la posición del cuerpo respecto al manubrio, reduciendo así el área frontal de resistencia al aire. Mientras más abajo, menos cómodo se vuelve. Por esto, la primera posición sugerida, la más erguida de las tres, tiene el sillín en un ángulo de entre 72 y 74 grados, manubrio de carretera, y sin necesidad de aerobar. Esta posición es recomendad cuando el objetivo de carrera es simplemente terminar la competencia. Es la posición más conservadora pero te ayudará a irte habituando a la exigencia de un triatlón si estás comenzando.

2)      Al cambiar el ángulo del sillín a 75 o 76 grados, la resistencia al viento se reduce. El ciclista está en una posición más agresiva, echado hacia enfrente sobre los mandos. Aquí ya es necesario agregar aerobars a la bicicleta para lograr la postura más eficiente. Es necesario que el ciclista mantenga el ángulo biomecánico de 90 grados para lograr una eficiente transferencia de potencia.

3)      Es la más agresiva de todas. Esta es la que utilizan los monstruos de este deporte. Bien pegado sobre el frente de la bicicleta, el choque aéreo se reduce al mínimo. Para esta posición se debe tener en cuenta en segundo ángulo: el del hombro. Este, al igual que el de la cadera, debe ser de 90 grados para minimizar el esfuerzo muscular de mantenerse en la posición baja. De este modo el ciclista estará recargado sobre el aerobar, permitiéndole buen confort al tiempo que corta el túnel de viento.

Si bien la comodidad se reduce mientras más agresiva se vuelve la posición no significa que ser ofensivo se vuelva insoportable o doloroso. Con el entrenamiento adecuado y poco a poco adaptándose a una postura de carrera se puede mejorar mucho el rendimiento sintiéndose a gusto sobre el sillín, sin descuidar la fuerza que se imprime a la rodada.

Otros consejos para vencer al viento.

No solo la postura es importante al momento de buscar la posición más aerodinámica, hay otros puntos técnicos que deben corregirse o pulirse, así como lastres que debes evitar  para más velocidad.

-          La ropa estorba. Un traje de triatlón es suficiente para las competencias. Si usas demasiada ropa esta actuará en tu contra aferrándose al aire y haciéndote trabajar el doble. Mientras menos tela cargas, más aerodinámico te vuelves.

-          Evita las placas de número. Si es de cartón y la pones enfrente de tu bicicleta es como traer el freno de mano puesto durante toda la carrera. Intenta ponerlo de lado, de modo que no se mueva con el viento frontal. Incluso recorta los números y pégalos al cuadro de la bicicleta. Si está permitido, ponlo bajo tu asiento, lo más atrás que se pueda, de modo que sea claramente visible y no te estorbe.

-          Anda con las rodillas cerradas. Esto se consigue a la par del ángulo de cadera del que hablamos antes. La rodillas abiertas frenan tu avance, pégalas lo más posible al cuadro. Si no puedes, posiblemente haya un error en el posicionamiento de tus pedales, manubrio o sillín. Al salir a entrenar en la semana, tenlo en mente y conscientemente trabaja la posición hasta que se vuelva habitual.

 

100 destinos para acampar

100 destinos para acampar.

Tips para el campista

Tips para el campista.

Revistas Outdoor

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición 35

Image Caption

Edición abr - may 14

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición ago - sep 14

Image Caption

Edición ago - sep 15

Image Caption

Edición feb - mar 16